Hace 6 meses desafié mi creencia de que «correr no era para mi».

Sin darme cuenta esta creencia ha marcado muchos de mis hábitos y conductas. Por ejemplo, durante muchos años en los desplazamientos cortos, siempre me movía a pie o en autobús. O cuando optaba por hacer ejercicio siempre proponía hacer excursiones a pie por la montaña.

La posibilidad de correr siempre estuvo allí, pero no la aprovechaba…

Hace 6 meses, el cuerpo me dolía mucho al levantarme. Hacía mucho tiempo que no hacía nada de ejercicio, y el cuerpo lo tenía todo oxidado y cada vez más rígido por las mañanas. Además, me sentía que tenía unos niveles de energía muy bajos cada día. Soy padre de 3 chicos de 8, 5 y 1 año y si tienes chicos, sabrás el nivel de energía que te exigen.

Empezar a correr fue el inicio de algo bueno, de hecho; de algo muy bueno que más tarde descubriría.

Ante cualquier cambio o desafío, necesitas definir y seguir un Plan de Acción.

Este es el proceso de mejora continua que seguí con el paso de los meses:

  1. Buscar y bloquear tiempo: Levantarme a las 6:30h  (1:30 hora antes que mi familia y así disponer de ese tiempo para poder correr tranquilo).
  2. Buscar los recursos: La ropa térmica para correr en invierno, las zapatillas.
  3. Medir para mejorar: Un reloj de entrenamiento que mide los kilómetros que haces.
  4. Ir mejorando la experiencia: La palylist, los auriculares.

Los primeros días recuerdo que no podía ni dar la vuelta a la manzana corriendo. De hecho, los primeros días corría caminando. Esos primeros días me ayudaron a tomar el hábito de despertarme, ponerme las zapatillas y salir a la calle.

Poco a poco fui poniéndome más en forma y encaré el reto desafío de correr 5 km. En su momento, esa distancia me parecía mucho. Algo como imposible. Estuve 3 meses, con esa idea en la cabeza y en Octubre 2022 corrí la Cursa RAC1 de Sant Cugat del Vallés. Luego en Noviembre volvería a correr la cursa de 5Km en la media maratón de Sant Cugat del Vallés.

La segunda cursa en Noviembre me llamó la atención que los 5 km fueron muy rápidos, que me supo a poco y quería disfrutarlo más, ya estaba empezando a romper un límite y mi creencia de que correr no era para mi.

Seguí entrenando cada día, corriendo cada vez un poco más y el pasado 2 de Enero ya alcancé la distancia de los 10km.

Empezar a correr ha sido un camino de ida en mi vida y estoy disfrutando mucho los beneficios que me está trayendo. Aquí te listo mi experiencia:

  1. Mejor energía: Cuando corres es como si te conectases a una red eléctrica que te carga la energía. Contrariamente no acabas más cansado sino más activo.
  2. Más ágil: Te vuelves más flexible y menos rígido. Te levantas por las mañanas sin dolores y con los músculos flexibles.
  3. Más sano: Sientes que las toxinas de las grasas y otras bajas energías las quemas corriendo.
  4. Más activo: Después de correr tus sentidos están más despiertos.
  5. Mejor humor: Estás de mejor humor el resto del día y los que te rodean se lo pasan mejor contigo.
  6. Más creativo: Te vienen a la cabeza muchos pensamientos creativos y buenas ideas.
  7. Más consciente: Se ordenan y conectas puntos al correr y te das cuenta de cosas que aumentan tu nivel de consciencia.
  8. Más ambicioso: Se despiertan y conectas con tus deseos.
  9. Más soñador: A la madrugada es de noche y miro a las estrellas para empezar a soñar en grande.
  10. Más Protagonista: Tomas rienda de tu compromiso con tu propia mejora personal.

Y a ti, ¿Qué beneficios has descubierto de practicar el running?

 

Toni Padrell

Toni Padrell

Business Coaching & Digital Strategy for Business Owners Deseo que hoy te hayas llevado algo para tu marca. Si quieres saber cómo puedes impulsarla a su siguiente nivel, te animo a que me contactes. ¡Este mundo necesita más líderes innovadores como tú!. Da un paso adelante y hablemos hoy!.